Hay muchos problemas en nuestro día a día que, si bien no llegan a catalogarse cómo lesiones o patologías, suponen una gran complicación en el día a día de las personas causando dolor, poca movilidad, imposibilidad funcional…

Si tienes dolor de espalda, te molestan los hombros cuando vas a coger algo de un estante, o te duelen las rodillas cuando subes las escaleras, no te resignes a tener dolor toda la vida, el ejercicio físico, combinado cuando es necesario con nutrición y fisioterapia, puede ser una gran solución a este tipo de problemas.