Hoy venimos a hablaros de otro de esos fenómenos terapéuticos que sufren un 💥BOOM💥 gracias a eventos de tanta repercusión como los juegos olímpicos. En este caso, ¿quién no recuerda ver a Michael Phelps con la espalda llena de manchas como si de un dálmata se tratase? Pues este hecho que ocurrió allá por los juegos olímpicos de Rio 2016, destacó cuando el fenómeno de la naturaleza (Phelps, no el cupping) se llevó a casa nada menos que 6 medallas y dejó al mundo con la duda sobre esas extrañas marcas que le acompañaban. Todo lo que sabemos es que se llama cupping, bien pero, ¿Qué es?

Fuente: Instagram de Michael Phelps

Hijhama, vacuoterapia, Bà Guàn, Ventosaterapia… O cupping

Primero aclaremos que “cupping” no es lo que hacemos los sábados por la noche de local en local 😂 sino que se refiere a una terapia que proviene de la medicina tradicional (china, griega, egipcia, mesopotámica, nórdica, inuit, masai… perdón, ya paramos). Básicamente consiste en utilizar unas ventosas y mediante diferentes métodos conseguir crear un vacío en su interior que al adherirse a la piel provocará un efecto de succión. Con esto conseguimos aumentar la irrigación sanguínea, aliviar dolor, aumentar circulación linfática, aumentar el metabolismo celular, hiperemia, liberar la fascia, activar sistema inmunitario, depurar toxinas, tratar contracturas y rigideces musculares, efectos antiinflamatorios y reducir síntomas de alergia, fatiga crónica o fibromialgia… dicen.

¡Ilumínanos ciencia!

“El ‘cupping’, una tendencia al alza sin ninguna evidencia científica” – Redacción Médica

Uy! Se nos coló una noticia antes de ponernos a analizar sus resultados científicos, pedimos disculpas.

Los fisioterapeutas avisan de que la técnica del ‘cupping’ usada por Phelps no tiene evidencia científica

Vale, vale… Era la última.

No debemos ser tampoco tan agresivos. Pero que el factor común de las revisiones sea que se necesitan estudios de mayor rigor y calidad pues no habla muy bien de nuestro protagonista 🤷‍♀🤷‍♂

Parece que algunos defienden sus efectos en algunas patologías muy concretas aunque desde nuestro punto de vista nos parece difícil ver el paralelismo entre la terapia aplicada y los resultados pero bueno, es una opinión.

Pero no todo es malo, que sepáis que en aquellos casos en los que el cupping demuestra sus beneficios, se muestran también coincidencias que pueden apoyar su fiabilidad. Lo único que no acaba de convencernos es que solo sean efectos sobre el DOLOR

Y diréis, ¿Qué hay de malo en que el cupping provoque beneficios con el dolor? Nada, no penséis que nos gusta  ver sufrir a la gente. Ahora bien, el dolor es una de esas grandes incógnitas, amigo y enemigo de los terapeutas, cuya interpretación es tan subjetiva que intentar objetivar sus resultados a veces (muchas) puede ser únicamente anecdótico. Todo esto lo decimos porque si hubiese más resultados que acompañasen a la mejora del dolor pues se podría tener en cuenta, pero que tengas que aferrarte a un clavo ardiendo para decir que se produce algún efecto… Transmite desconfianza 🙄

Después de reflexionar al comienzo de este post sobre su utilización en el deporte, no podemos dejar sin comentar algo sobre sus resultados en rendimiento deportivo: No hemos encontrado nada… Como leímos una vez en otra publicación “si el cupping funcionase en rendimiento, un montón de adolescentes con marcas en el cuello estarían rompiendo records” (necesitábamos escribir esta frase en algún lado, esperamos que nadie se ofenda).

Fuente: pixabay

Entonces, ¿Volvemos a rechazar un tratamiento?… ¡No!

¡Ojo! 👀 Que no se haya demostrado sus resultados no implica que su utilización no pueda aportar beneficios. Lo que debemos hacer es indagar bien sobre los mecanismos fisiológicos que estamos estudiando, argumentar bien y de una forma razonada los efectos que puede provocar, y por último, realizar una prueba tras otra y evaluar sus resultados para ver si se consiguen los objetivos esperados.

Como siempre decimos, si en ti o en alguna persona provoca buenos resultados, NO LO DESCARTES sigue utilizándolo, por suerte no todas las personas somos iguales así que aprovéchate de eso. Leed, investigar y seguid siendo críticos con todo lo que veáis (pero no hace falta ser tan hater como los redactores de este blog).

Referencias

Cao, H., Li, X., & Liu, J. (2012). An updated review of the efficacy of cupping therapy. PloS one7(2), e31793.

Michalsen, A., Bock, S., Lüdtke, R., Rampp, T., Baecker, M., Bachmann, J., … & Dobos, G. J. (2009). Effects of traditional cupping therapy in patients with carpal tunnel syndrome: a randomized controlled trial. The journal of pain10(6), 601-608.

Lee, M. S., Kim, J. I., & Ernst, E. (2011). Is cupping an effective treatment? An overview of systematic reviews. Journal of acupuncture and meridian studies4(1), 1-4.

Chi, L. M., Lin, L. M., Chen, C. L., Wang, S. F., Lai, H. L., & Peng, T. C. (2016). The effectiveness of cupping therapy on relieving chronic neck and shoulder pain: a randomized controlled trial. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine2016.

El “cupping” o “¿Qué son esas marcas?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *