Unas pruebas físicas pueden suponer la diferencia entre tener trabajo o no. Las oposiciones y los filtros de acceso a diferentes cuerpos cómo el ejército o unidades de rescate tienen este tipo de pruebas. Si estás preparando el acceso a alguno de estos cuerpos no dejes al azar o descuides esta parte de los exámenes.

Un buen entrenamiento va a marcar la diferencia entre aprobar o suspender y entre quedarse fuera o conseguir plaza.