¡Ojo! Que aunque habría sido perfectamente plausible por nuestra parte el haber llamado así al chocolate, no fuimos nosotros quienes acuñaron así el producto del cacao, sino que se trata del nombre científico de la planta que le da origen: Theobroma cacao (quesito verde en el trivial, de nada). ?

Empieza fuerte este post, ¿verdad? Pues sí señores, nos encontramos ante un alimento típico y tópico en muchos sentidos, que va a dar mucho que hablar y del que vais a conocer muchos datos interesantes si seguís leyendo.

Uno de los alimentos más consumidos por todo el mundo, principalmente en Europa y EEUU (registrándose 7.200.000 toneladas consumidas en el mundo en 2009), y uno de los dulces más utilizado y aceptado por millones de personas. Vamos a ver algunos datos interesantes y que nos puede decir la ciencia sobre su papel en nuestra nutrición.

EL CACAO ES AMARGO

Si, aunque esto ya se lo imaginarían muchos al probar esas tabletas tan recomendadas de chocolate negro al 99% (luego os contaremos la razón). ?

Hace un par de años (entre 3000 o 3500) los mesoamericanos (centro América, otro quesito del trivial) ya utilizaban el cacao en bebidas bastante amargas con dos fines principalmente: alabar a los dioses y mejorar su estado de salud. Y no sólo se trataba de un sabor amargo por las extrañas mezclas que hacían, la razón principal es que la pasta de cacao es ácida y, además, es el principal componente del chocolate que todos comemos (o debería serlo, mejor dicho).

 

¿QUE ES LA PASTA DE CACAO?

La pasta de cacao es el producto que se obtiene al procesar las semillas del cacao junto a la manteca de cacao que es la principal fuente de grasa y otros productos menores. La mayoría de la manteca se separa de la pasta de cacao (no toda) y es esta pasta la que posee los nutrientes de los que presume el chocolate.

El chocolate realmente sería la mezcla de esta pasta con azúcar, lo que nos llevaría al chocolate negro. En función de la cantidad de pasta que utilices tendrás un chocolate negro puro al 50%, 75%, 90%… ¿El resto? Azúcar. ?

Otros datos para el trivial: el cacao lo traen a Europa en el siglo XVI y son los españoles los primeros en mezclarlo con azúcar y vainilla en sus bebidas (luego como era muy caro lo sustituyeron por café y té). Pero aún por entonces, el cacao resultaba bastante ácido. Hasta que en el siglo XIX un holandés (van Houten, como Milhouse de Los Simpson) descubrió un proceso para reducir la acidez del chocolate y hacerlo más apetecible. Y lo consiguió, ya que desde esa fecha su consumo y desarrollo se expandió por todo el mundo. ?

 

¿Y POR QUÉ CUANTO MÁS AMARGO MEJOR?

Aquí no podemos sino lamentarnos por la suerte que tuvimos, ya que el chocolate más dulce suele ser el menos recomendable. El motivo de que el chocolate tenga buena fama en el mundo nutricional se fundamenta en la presencia de los flavonoides (tranquilos, no sois los únicos que leen esta palabra por primera vez). ?‍♂

Los flavonoides son unos metabolitos de origen vegetal con muchas propiedades beneficiosas para el consumo humano. Se encuentran en varios vegetales y se les atribuyen efectos antimicrobianos, antiinflamatorios, anticancerígenos y efectos beneficiosos a nivel cardiovascular (y algunos más pero no nos vamos a extender demasiado). También se pueden tomar, por ejemplo, en la soja, té verde y en la piel de diferentes frutas.

¿Qué tienen que ver los flavonoides con el sabor del chocolate? Pues que durante el proceso para reducir la acidez (alcalinización) del chocolate se pierden muchos de estos componentes y si además mezclamos la pasta de cacao con otros productos… Imaginad como se reducen los beneficios del chocolate.

 

Y ADEMÁS DEL CHOCOLATE NEGRO…

Como hemos comentado anteriormente, el chocolate, por excelencia, es el chocolate negro: pasta de cacao y azúcar. Pero esto no es todo, porque otra cosa no, pero el chocolate nos brinda un sinfín de posibilidades en su consumo. El chocolate con leche que es el más consumido, aporta leche a la mezcla (vale era obvio). El chocolate blanco, por otro lado, no debería ni considerarse chocolate pues carece de pasta de cacao (su principal componente es la manteca de cacao y por eso tiene un aumento de grasa en su composición). Eso serían los tres principales tipos de chocolates de mercado, el resto de mezclas habría que ir investigándolas en mayor profundidad.

Siempre que en su composición tengamos el cacao (o pasta de cacao) presente gozaremos de las ventajas nutricionales de este alimento (muchas veces no te lo indican en la etiqueta y tienes que calcularlo restando el resto de componentes… ¡Como son estos elaboradores eh!) ?

 

¿LO MALO?

El inconveniente del chocolate es que su contenido calórico suele ser bastante alto, dada la cantidad de azúcar y grasa que puede llevar consigo. Por lo tanto, un abuso de su consumo puede elevar nuestro riesgo de padecer sobrepeso, colesterol alto… No ayuda que el chocolate provoque un efecto placentero y que pueda llegar a provocar adicción al tomarlo. Aunque si en nuestro día a día tenemos el hábito de realizar ejercicio físico o deporte siempre podremos reducir los efectos negativos de su consumo (nada de sedentarismo y calorías).

 

PERO LA CIENCIA NOS VA A AYUDAR UN POQUITO

Los nutricionistas abogan por su consumo controlado y no por nada, evidentemente. Esos flavonoides de los que hablamos antes tienen un importante papel a la hora de reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular (principal causa de mortalidad en occidente). Distintos artículos demuestran efectos cardioprotectores, neuroprotectores y de mejora de la función endotelial (tejido que cubre nuestros vasos sanguíneos). ?

No podemos ignorar que con la mezcla del chocolate con algunos frutos secos también podemos sumar otros efectos positivos, pero tenemos que pensar en el balance de efectos que conseguimos. Por ejemplo, las nueces tienen efectos positivos en el control del colesterol, pero si nos hinchamos a tomar chocolate… Algo va a fallar.

También es interesante su papel a nivel cognitivo porque se han observado mejorías en la memoria y aumento de la actividad neuronal, pero aún se está investigando para poder relacionar y fundamentar todos los efectos derivados de su consumo.

 

CONCLUÍMOS YA

Pues, aunque suene a topicazo: todo lo bueno en exceso es nocivo.

En el mundo de la nutrición está más que justificado su consumo y su recomendación para mejorar la calidad de vida y la salud de las personas. ?

Aunque hay que tener en cuenta que debemos aprender a interpretar la composición de los alimentos y comenzar a preocuparnos por los componentes que se añaden a los alimentos que tomamos todos los días. Y que tampoco nos engañen diciendo que todo el campo es orégano, ya que con algo de educación nutricional podrían conseguirse muchas mejoras a nivel de salud pública. Como siempre: seguid siendo críticos con todo lo que os dicen.

Esperamos que este post os haya resultado tan curioso como a nosotros y os ayude a entender algo más del mundo de la nutrición. Si se os ocurre otro alimento sobre el que escribir en este blog, comentad y cuanto antes intentaremos trabajar sobre él. ?

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gammone, M. A., Efthymakis, K., Pluchinotta, F. R., Bergante, S., Tettamanti, G., Riccioni, G., & D’Orazio, N. (2018). Impact of chocolate on the cardiovascular health. Frontiers in bioscience (Landmark edition)23, 852-864.
  2. Lee, Y., Berryman, C. E., West, S. G., Chen, C. Y. O., Blumberg, J. B., Lapsley, K. G., … & Kris‐Etherton, P. M. (2017). Effects of Dark Chocolate and Almonds on Cardiovascular Risk Factors in Overweight and Obese Individuals: A Randomized Controlled‐Feeding Trial. Journal of the American Heart Association6(12), e005162.
  3. Andrew Scholey, Lauren Owen, Effects of chocolate on cognitive function and mood: a systematic review, Nutrition Reviews, Volume 71, Issue 10, 1 October 2013, Pages 665–681.
  4. Crichton, G. E., Elias, M. F., & Alkerwi, A. A. (2016). Chocolate intake is associated with better cognitive function: The Maine-Syracuse Longitudinal Study. Appetite100, 126-132.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial